7 técnicas y un compromiso para mejorar tu tiempo.

Antes de empezar el artículo debo hacerte una pregunta:

¿Qué es el tiempo? 

“Si alguien me lo pregunta, lo sé;  si me lo preguntan y quiero explicarlo, ya no lo sé”

San Agustín

Tiempo, filosofía y productividad.

Esta frase de San Agustín expresa la dificultad de definir el tiempo. Desde los antiguos pensadores griegos, Platón y Aristóteles, pasando por Newton y hasta nuestros días, todos se han preguntado por el tiempo y cómo definirlo.

Fue Platón y posteriormente su discípulo Aristóteles, con su  obra titulada Física, quien dio una primera explicación racional, al observar que la percepción del tiempo es conjunta a la del movimiento.

Esta pequeña introducción me permite recordar estas nociones para que interiorices con mas facilidad el contenido del artículo. 

Muchas veces oigo la frase: «Es que no tengo tiempo». Es posible que tú la hayas dicho en alguna ocasión.

·¿De verdad crees que no tienes tiempo?

  • Los días tienen 24 horas para todos.
  • No vamos a estar aquí siempre.
  • El tiempo es lineal y tu eres finito
  • A veces horas se pasan cómo si fueran minutos y otras un minuto como si fueran horas (Einstein).

Voy a ir un paso más allá.

Si analizas la relación entre el tiempo y el dinero, puedes reflexionar sobre esto:

  • El tiempo no se recupera. El dinero sí.
  • Podemos convertir nuestro tiempo libre en dinero, pero también podemos convertir nuestro dinero en tiempo libre.
  • Vendemos nuestras unidades de tiempo, aportando valor a otras personas, a cambio de unidades de dinero.

Si invertimos de forma adecuada las  24 horas diarias, hemos aprovechado un día de nuestra maravillosa vida. Si no lo hacemos ese día ya no se puede recuperar, se ha ido para siempre. Sin embargo, si malgastamos el dinero  siempre tendremos la oportunidad de volver a conseguirlo.

Con todo lo anterior

¿La unidad de medida de la RIQUEZA y el ÉXITO es el TIEMPO o es el DINERO?

La conclusión a la que quiero que llegues es que es imprescindible que inviertas TU TIEMPO en aquello que te aporta VALOR, y que te permita  desarrollarte como persona, y a su vez que esté alineado con tus objetivos.

¿Qué cimientos necesitas para conseguir tus objetivos de forma eficiente?

Para saberlo debes preguntarte: ¿Qué es lo más importante en vida?

La respuesta es muy sencilla y la vez compleja: Lo más importante eres tú.

Invertir en ti mismo es el mejor regalo que puedes  hacerte y a las personas que tienes cerca de ti. Tu cuidado interior y exterior. Como dice el refrán «nadie lo hará por ti».

¿Para qué quieres estar bien?

  • Estar bien para mantener el foco de atención en aquello que podemos cambiar y obviar lo que está fuera de nuestro control. 
  • Estar bien para no dispersar y aumentar nuestro nivel de concentración.
  • Estar bien para tener la capacidad de decidir con conciencia y no afectado por la ira, la envidia o el miedo. 
  • Estar bien para saber invertir nuestro tiempo en tareas  proactivas más que reactivas. 

Esta valoración personal es el cimiento perfecto de  productividad y eficiencia para conseguir tus objetivos.

productividad y tiempo
Tu bienestar debe ser la base de tu productividad

Técnicas que te van a ayudar a ser más productivo

Bien. Ya sabes que es lo que te aporta valor , cuales son tus objetivos y tienes claro que lo importante eres tú.

Llega la parte practica del artículo.

Para mejorar tu productividad utiliza estas técnicas basadas en hábitos de Stephen Covey*.

Material necesario: agenda semanal, planificador de tiempo diario y post it.

Mi planificador diario

Antes has de visualiza tu agenda de forma que cada bloque de tiempo es una cajita vacía que tienes que llenar, esto te ayudará  a interiorizar que el tiempo es lineal y finito.

Estas  listas de tareas las tienes que ir colocando en cada cajita.  Las que no puedas, las anotas en un post it que pegas al final de la semana.

  1. Tarea estrella/diamante del día:  Dedicar tu tiempo más productivo a ella.  Sí o sí tiene que salir. Te dará una sensación de satisfacción personal al final del día. 
  2. Tareas proactivas/importantes: es decir aquellas que están relacionadas con objetivos y proyectos. Si dedicas un tiempo al día a ellas eliminarás muchas urgencias.
  3. Pequeñas tareas relativas a mi propósito de vida: Una PERSONAL, otra LABORAL (mi proyecto de emprendimiento)  y otra SOCIAL. 
  4. Dejar espacios en BLANCO cada día para imprevistos. Este punto es un agente DESESTRESANTE y te ayudará muchísimo.
  5. No abrir el mail al inicio de la mañana. Buscar un espacio de tiempo al día para hacerlo. Cuando lo hagas ejecuta con decisión: responde, deriva o bien si es tarea, anotalá en tu agenda.
  6. Horas que implican a otras personas: en agenda y en GOOGLE CALENDAR.
  7. AFILAR LA SIERRA: Al final de semana o cada dos semanas una revisión de todo, lo realizado, lo pendiente y lo nuevo. (De modo que aplico como ciclos PDCA semanales). Paso a la siguiente semana con un nuevo post it actualizado.

El último punto y más importante es el compromiso personal y responsabilidad sobre tus tareas.

Recuerda, comienzas por pensarlo, creerlo, interiorizarlo  y luego hacerlo en forma de pequeñas acciones. Sin ello será complicado cumplirla.

”Lo que importa más, nunca debe estar a  merced

de lo que importa menos.”

Goethe

Este artículo está dedicado a todas las personas con ganas de mejorar su tiempo. 

Un fuerte y silencioso abrazo, y un feliz progreso!!!

Ana Villar.

Referencias:

  • * Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. Stephen Covey.
  • Método GTD de DAvid Allen.
  • Blog de Marketing de Joan Boluda
  • Método Kaizen.
  • Método Time Blocking.

Deja un comentario